playas-en-fiji.jpg

El actual gobierno de Fiyi no está muy de acuerdo con el proyecto de nueva Constitución que se acaba de presentar por parte de una serie de expertos. Desde el gobierno se ha anunciado que se realizarán una serie de cambios sobre el proyecto presentado para adaptarse a sus necesidades. Tanto el cambio de la Constitución como las elecciones son dos citas muy importantes para la sociedad del país y también para el propio país, ya que su futuro depende en buena medida de estos dos factores.

Esta nueva Constitución es uno de los pasos previos que se tienen que dar antes de las elecciones que supuestamente serían en 2014 y por lo tanto el tiempo apremia. Desde el gobierno se ha tachado este proyecto para la nueva Constitución de no estar acorde con lo que la sociedad espera y que podría seguir distanciando a los diferentes grupos raciales de Fiyi, que no es precisamente lo que el gobierno pretende con este cambio de Constitución que se llevará a cabo en breve.

Por una parte evitar las divisiones dentro de la sociedad es positivo y es uno de los motivos del rechazo del gobierno al proyecto de la nueva Constitución. A partir de ahora el presidente será el que realice una serie de cambios al proyecto recientemente presentado para poder tenerlo listo próximamente. Desde luego muchos ciudadanos están deseosos de que llegue el cambio el próximo año con las ansiadas elecciones, para evitar que el gobierno militar siga al frente del país.

Vía | ABC
Foto | Flickr